El Partenón

El PartenónEl Partenón es el edificio por excelencia de la Acrópolis. Símbolo de la gloria de la antigua Grecia, la conocida como “Sala de las Vírgenes” está situada en el punto más alto del recinto. Se trata del mayor templo de estilo dórico del país heleno. Es el único construido de manera completa con mármol pentélico (a excepción del techo, que era de madera). Cumplía con dos funciones elementales: albergar la gran estatua de Atenea, esculpida por Fidias; y guardar el tesoro de la Liga de Delos. Finalmente, su construcción terminó en el año 438 a.C. coincidiendo con el Gran Festival Panateneo.

En cuanto a su estructura original, el Partenón poseía 8 columnas dóricas acanaladas en los frentes y 17 en los laterales. Estaban curvadas ligeramente para crear la ilusión óptica de una forma armónica y perfecta. Los frisos dorados y de brillantes colores que rodeaban sus 159.5 metros representaban diversas batallas de la época y las panateneas. La mayor parte del edificio fue dañado con la explosión de 1687. Las secciones más amplias del friso, que ocupan más de 75 metros cuadrados, son los controvertidos mármoles del Museo Británico.

En la parte interior del Partenón se encontraba la santa cella o sala interior. Ésta también albergaba la colosal estatua de Atenea Partenos, esculpida en el año 432 a.C. Cubierta completamente de oro y marfil, se consideró como una de las grandes maravillas de la antigüedad. Se cuenta que hacia el 296 a. C. el tirano ateniense Lácares retiró las láminas de oro de la estatua. La escultura se montó sobre un núcleo de madera, cubierto con placas de bronce moldeadas y recubiertas a su vez con láminas de oro desmontables, salvo en las superficies de marfil de la cara y los brazos de la diosa.

El Partenón tenía una cella inusualmente grande. Se hizo así para acomodar la estatua de gran tamaño de Atenea, limitando el porche delantero y trasero a un tamaño mucho más pequeño de lo habitual. Una línea de seis columnas dóricas sostenía el porche frontal y posterior; mientras que una columnata de 23 columnas dóricas más pequeñas rodeaba la estatua en un arreglo de dos pisos.

La habitación trasera albergaba el tesoro de Atenea y cuatro columnas de la orden jónica sostenían su techo. La introducción de elementos del orden jónico en un templo predominantemente dórico fue más dramático en el desarrollo de una congelación continua en la pared exterior de la cella.

No se admiten más comentarios